miércoles, 13 de noviembre de 2013

Elementos básicos de la Expresión Plástica. Textura.

Buenas composiciones de Juan Muñoz y Laura Camacho para el capítulo de Texturas, utilizando la témpera como técnica de expresión visual.
Llamamos textura a la calidad de una superficie, es la piel de las cosas. Los dedos nos permiten a través del tacto a percibir la superficie de los objetos. Pero existe otro sentido tal vez más importante en la percepción de las cosas; la visión, sin necesidad recurrir al tacto podemos conocer cómo es la superficie de un objeto, esto es la textura visual. 
La textura visual o gráfica tiene una estructura bidimensional, es una representación plana, sin relieve, que imita el aspecto real de las cosas.
2. CLASIFICACIÓN. 
Considerando el apartado anterior podemos clasificar las texturas atendiendo a tres características fundamentales: 
Según la configuración de su superficie: 
Táctil: cuando la superficie que la determina es tridimensional.
Visual: si la superficie que la configura es bidimensional.
Según su origen: 
Natural: depende del material del que está hecho el objeto.
Artificial: es una textura natural modificada según una técnica determinada.
Según su uniformidad: 
Orgánica: cuando sus elementos son semejantes y están dispuestos según la propia configuración de la materia.
Geométrica: cuando sus elementos son iguales, trazados con materiales de precisión, de manera regular y con una organización geométrica
Composiciones táctiles de Araceli Calderón e Inmaculada González. En el primer trabajo destaca el uso de diferentes legumbres y en la segunda la adhesión de hebras de lana de distintas tonalidades.
  3. TEXTURA TÁCTIL. 
Su principal característica es que se perciben principalmente mediante el tacto, aunque también la vista juega un papel importante, ya que la disposición de la luz crearán en sus superficies cóncavas y convexas mayor relieve. 
Este tipo de texturas se emplea sobre todo en escultura, arquitectura, diseño textil e industrial.
4. TEXTURA VISUAL. 
Como se percibe a través de la vista (no es rugosa) dependerá del tipo y calidad de la luz, así como de la opacidad y reflexión de la superficie que ocupa. 
Este tipo de textura guarda una estrecha relación con las texturas naturales a las que se refiere, pues nos recuerda las sensaciones  experimentadas en otro momento (la rugosidad de una pared, del tronco de un árbol, la dureza, la suavidad, etc... 
La emplean los artistas para dar mayor relevancia a sus obras, se usa mucho en pintura y en la creación de cómic.